El Málaga vuelve a la senda del triunfo después de imponerse por la mínima en el Cerro del Espino ante el Rayo Majadahonda, en un soporífero partido. Adrián González prolonga su buena racha de cara a puerta (con algo de buena suerte) dando los tres puntos al equipo malacitano.

La primera parte estuvo marcada por los constantes parones en el juego y las escasas ocasiones por parte de ambos conjuntos, aunque el equipo majariego dispuso de las mejores oportunidades, que el portero marroquí del Málaga, Munir, solventó sin demasiados problemas. Seleznov abrió el marcador a favor del conjunto boquerón, pero el ucraniano no pudo disfrutar su primer tanto como boquerón, ya que el colegiado anuló el gol por falta previa del central Pau Torres.

La segunda parte fue más de lo mismo, con la única diferencia del gol, abrió el marcador al borde del final del partido el muy discutido Adrián González, que remató de volea desde fuera del área, con la buena fortuna de que el disparo impactó en un jugador del Rayo.

Al final los tres puntos se van a La Rosaleda, poniendo al Málaga segundo, en puesto de ascenso directo a un solo punto del líder, el Albacete Balompié, mientras que el Rayo Majadahonda se queda con la posición número 17 de la clasificación, cerca de las posiciones de descenso.