El Liverpool, como ya hizo en su último partido ante el Fulham, salva otro partido sobre la campana. Un autogol de Alderweirdel tras un fallo de Lloris en el 90′ ponía el definitivo 2-1 en el marcador y devuelve el liderato a los de Klopp. Esta nueva victoria del Liverpool deja la Premier al rojo vivo y al Tottenham más hundido todavía, de los últimos quince puntos disputados, solo han conseguido uno.

En los diez primeros minutos de partido el Liverpool no se encontraba y parecía que el Tottenham tomaba las riendas del partido, de hecho, fue así hasta que en el 16′ Firmino aprovechaba un centro medido de Robertson desde la izquierda para batir a Lloris y de esta manera poner el 1-0 en el marcador. El gol sirvió al Liverpool para encontrarse y empezar a hacer su juego, dominando por completo al Tottenham. La elevada presión de los ‘reds’ ahogaba al Tottenham, que no supo reaccionar al mazazo inicial en toda la primera parte. La falta de puntería de la delantera de Liverpool hizo que el equipo no aumentara la ventaja y que nos fuésemos al descanso con 1-0.

remateeeeeeeeeee
El remate de Firmino para poner el 1-0

El descanso pareció reanimar al Tottenham que en la primera parte se encontraba falto de ideas y de intensidad. Poco a poco fue comiéndole terreno al ‘Pool’, los de Klopp se fueron diluyendo y todo esto hizo que el dominio fuera de los ‘Spurs’. En el 70′ llegó la recompensa al dominio del Tottenham cuando Kane dio un pase magistral para Trippier, que se la puso a Eriksen. Este falló pero finalmente Lucas Moura recogió su disparo y puso el balón dentro de las mallas. Después del gol los ‘Spurs’ se vinieron arriba y Sissoko tuvo una ocasión clarísima después de un contraataque que terminó desperdiciando. El partido rozaba su final y en Anfield se olía la tragedia cuando un remate inocente de Salah que no pudo atrapar Lloris, rebotó en la pierna de Toby Alderweirdel que empujó el balón para que rodara hasta entrar en la portería, para alivio de los aficionados ‘reds’.

Y así terminó el partido, con 2-1 en el marcador. El Liverpool recupera el liderato de la Premier a la espera de lo que haga el City en el partido que les falta por jugar. Ya solo quedan seis jornadas para ver el desenlace de esta luchadísima temporada.

DAVID REDONDO