Resultado de imagen de LEVANTE EIBAR

Tablas en el duelo que ha enfrentado a Levante y Eibar en la jornada 29 de La Liga Santander. Tras 90 minutos de ida y vuelta, peligro constante e inestabilidad defensiva, el marcador final reflejaba un 2-2 que deja en una situación comprometida a los locales, quienes dejaron escapar dos puntos vitales en el último tramo del encuentro.

El partido empezaría de la mejor manera posible para el conjunto granota. Apenas habían transcurrido cinco minutos desde el pitido inicial cuando LUNA puso un centro medido desde la banda izquierda al pie de MORALES y este, con un disparo ajustado al primer toque, puso el 1-0 en el electrónico. Noveno gol en liga para ‘El Comandante’, que se sitúa ya como el segundo máximo goleador del equipo esta temporada.

Lejos de retrasar de filas, el Levante continuó dominando y merodeando la portería rival ante el desorden defensivo mostrado por ‘los armeros’, que parecían haber saltado dormidos al campo. Sin embargo, en una jugada aislada, PEDRO LEÓN colgó una falta lateral al área que ESCALANTE se encargó de enviar al fondo de la red tras un despeje defectuoso de ROBER PIER.

Resultado de imagen de LEVANTE EIBAR

Poco le duró la alegría al Eibar. Los de Paco López no se vinieron abajo y en un contragolpe de libro conseguirían anotar el 2-1 en el minuto 26. MAYORAL le envió un pase en profundidad a MORALES, que se internó en el área pequeña y le entregó al cuero a ROCHINA. Este no se lo pensó dos veces y, conforme le vino, marcó un golazo desde la frontal en el que nada pudo hacer DMITROVIC.

ORELLANA envió un balón a la madera momentos después, pero el resultado no varió antes de llegar a una segunda mitad que estaría marcada por el caos. Pese a que el cuadro visitante se hizo con el control del balón, fue el Levante el que tuvo las ocasiones más claras. Primero MAYORAL, que se topó con el larguero tras una buena acción de VEZO, y después SIMON, que no atinó a portería vacía, pudieron haber sentenciado el choque.

Finalmente, los granotas pagarían caro su falta de acierto. El Eibar, que llevaba un buen rato asediando la portería de AITOR a base de centros, obtuvo su recompensa. Un fallo garrafal de LUNA en la salida de balón propició que SERGI ENRICH se quedase solo ante la portería. El menorquín no perdonó y marcó el 2-2 definitivo en el 78. Un empate que tranquiliza a los de Mendilibar y acerca peligrosamente al Levante a los puestos de descenso.

ÁLVARO HARO