Llegó uno de esos días marcados en rojo en el calendario. Un Sevilla – Valencia siempre es un partido lleno de emociones y este no será una excepción, pues ambos equipos van en busca de la cuarta plaza o, lo que es lo mismo, el acceso a la Champions League.

Después de la sangría de puntos desde el comienzo de 2019, el Sevilla ha logrado enlazar dos victorias consecutivas ante Real Sociedad y Espanyol, permitiéndole no descolgarse de la trepidante lucha europea.

Una victoria sevillista en esta jornada serían más que 3 puntos, ya que supondría aprovechar las derrotas de Getafe y Alavés y distanciarse del equipo ché. Además, ambos equipos que se citan hoy en el Ramón Sánchez-Pizjuán se disputan el goal-average, factor importante de cara a las últimas jornadas.

Cortesía de Sevilla FC

Joaquín Caparrós apuesta por el canterano Javi Díaz en la portería ante las bajas de Vaclik y Juan Soriano. El técnico utrerano da continuidad a la idea plasmada en Cornellà: 4-4-2, con Wöber en el lateral izquierdo, un centro del campo físico con Gonalons y Amadou, y con la novedad de Munir acompañando a Ben Yedder. Se quedan fuera, además de los 2 guardametas, los lesionados Nolito y Sarabia, y Gnagnon, Arana y Kjær por decisión técnica. André Silva es baja de última hora por molestias.

Alejandro Sánchez