liverpool-tottenham

Se esperaba mucho de este duelo y los equipos no defraudaron. Liverpool y Tottenham midieron sus fuerzas en uno de los choques más emocionantes del fin de semana en Inglaterra, más aún si cabe porque una victoria de los “reds” suponía alzarse con el liderazgo.

El equipo de JURGEN KLOPP consiguió vencer por 2-1 al Tottenham y deja muy claro que no piensa rendirse en la lucha que tiene con el Manchester City por conseguir esta Premier League.

El brasileño ROBERTO FIRMINO puso por delante a los locales en el minuto 16′ tras cabecear un magnífico centro del lateral ROBERTSON. A partir de este momento, Anfield demostró porqué es un estadio tan respetado en el mundo del fútbol y consiguió conectar con los jugadores locales a la perfección, siendo el Liverpool una auténtica apisonadora.

1554040937_053149_1554041141_noticia_normal.jpg

Aún asi el conjunto dirigido por MAURICIO POCHETTINO, que presenció el partido desde la grada debido a su sanción, consiguió seguir vivo en el encuentro. Los jugadores locales se fueron al descanso sabiendo del peligro que tiene en estos partidos no poder terminar las jugadas en gol y perdonando en exceso.

La segunda parte se convirtió en un ida y vuelta por parte de los dos equipos, que eran conscientes que con la calidad de sus jugadores en cualquier momento podían cambiar el partido.

Hasta que en el minuto 70′ otro de los brasileños presentes en el partido, pero esta vez del equipo rival, conseguía igualar el encuentro. LUCAS MOURA anotó el gol del empate para el conjunto de Londres, tras una jugada que empezó en las botas de HARRY KANE, sacando una falta rápida de centro de campo, y que acabó en los pies de TRIPPIER que la dejó templada para que ERIKSEN la prolongara al brasileño y este materializara la jugada en gol.

La afición local se empezaba a poner nerviosa, tras ver cómo la Premier se les podía escapar. Esto se acrecentó tras una jugada que SISSOKO, con todo a favor, lanzó por encima de la portería. Más aparte un disparo con rosca de los que nos tiene acostumbrados el inglés DELLE ALLI que rozó la escuadra.

Pero ya saben como es esto del fútbol y como puede cambiar todo en cuestión de segundos. Corría el minuto 90′ en el estadio cuando un ALEXANDER-ARNOLD decidió centrar el que , probablemente, era el último centro del partido, pues bien, el balón llegó a la cabeza del egipcio MOHAMED SALAH que prolongó la pelota y buscó rematador en el segundo palo, pero la mala suerte se cegó con el portero campeón del mundo LLORIS que escurrió la pelota entre sus manos y a la postre entró tras golpear la pierna de ALDERWEIRELD. El Liverpool sufrió pero ganó.

Con esta sufrida victoria el líder de la Premier es el Liverpool con 79 pts, sacándole dos puntos al Manchester City, pero con la desventaja de que estos tienen un partido menos jugado.

ÓSCAR GASCÓ