El defensor austriaco sufrió una ruptura en el menisco de la rodilla derecha en el duelo contra el Valencia.

Así como los malos resultados han acompañado al Sevilla en este 2019, la mala suerte también está presente adentro del club hispalense. Esta vez la poca fortuna volvió a atentar contra el estado físico de uno de los jugadores. La lesión en este caso se trata de Max Wöber, quien se perdería el resto de la temporada.

En un comunicado oficial el conjunto “blanquirrojo” informó que el defensor acabó el encuentro frente al Valencia en mal estado físico en consecuencia de una lesión en la rodilla. “El defensa del Sevilla FC, Max Wöber, sufre una rotura del menisco interno de la rodilla derecha, según revelan las pruebas a las que ha sido sometido hoy, y tal y como informa el servicio médico del club. El austriaco se lesionó ayer en un lance del partido contra el Valencia y, aunque terminó el partido al haber realizado ya el Sevilla los tres cambios, acabó el encuentro muy mermado”, señaló el club andaluz.

El origen de la ruptura del menisco viene tras un lance de juego entre Wöber y el futbolista rival Geoffrey Kondogbia. En la acción el árbitro de turno González González interpretó que no hubo infracción, por lo que no pitó falta ni amonestó al centrocampista del cuadro valenciano.

Max Wöber venía siendo el lateral izquierdo por la lesión en su momento de Sergio Escudero. Ahora, Escudero, quien está recién recuperado, tendrá que entrar en la dinámica del equipo lo más rápido posible.

En Sevilla también están pendientes del estado en el cual se encuentra Gabriel Mercado. El argentino fue otros de los que terminó con problemas físicos, de hecho, Joaquín Caparrós, entrenador del club sevillistas, lo sustituyó a los 26 minutos por Sergi Gómez. En principio, Mercado salió por molestias en el tendón rotuliano.

DAVID ROJAS