Los Barcelona – Atlético de Madrid no son partidos cualquiera. Y este mucho menos. LaLiga se decidirá en el territorio azulgrana. Separados por ochos puntos en la tabla, los rojiblancos afrontan este duelo con “la motivación de no haber ganado nunca en el Camp Nou”, como ha comentado su entrenador en la rueda de prensa previa. Sin embargo, el que lo tiene todo (supuestamente) bajo control no debe caer en la trampa.

Mañana no se podrá dar el mismo caso, pero el conjunto visitante ya sabe lo que es ganar un título de liga en la Ciudad Condal. Ocurrió en la temporada 2013/14 y los chicos del Tata Martino, por aquél entonces, debían sacar los tres puntos para alzarse como campeones. No lo lograron, y el choque de trenes acabó con un 1-1 en el luminoso.

Tras un empate de locura en el Estadio de la Cerámica y los cuartos de final de Champions League en el horizonte, los locales tienen por delante un reto mayúsculo en el que esperan salir victoriosos para tener un final de temporada cómodo en cierta medida. Por su parte, los de Simeone, llegan tras vencer (2-0) al Girona en el Metropolitano. Ellos tienen la ‘patata caliente’ y es ahora o nunca. Visitarán a su rival sin nada que perder.

ALEJANDRO RUIZ