Otra vez más, el Barça Lassa volvía a jugar un partido de liga pero está vez lo hacía contra el Osasuna en Pamplona. Para los culés, era el penúltimo partido de la Liga Regular antes del parón. Por parte de los locales, salían de inicio Asier, Araça, Rafa Úsin, Bynho y el pívot Dani Saldise. Por parte de los blaugranas; Dídac en portería, Boyis, Dyego, Joselito y Esquerdinha.

Había muy buen ambiente en Pamplona y empezaba el partido con máxima intensidad en ambos equipos, tanta intensidad que en el segundo 31, Bynho se marca en propia puerta gracias a una asistencia de Esquerdinha para Joselito. Después del gol en propia puerta, Xota reaccionó muy bien manteniendo la posesión del balón y ocasionando peligro.

Los porteros estaban salvando a sus equipos cada dos por tres y Xota seguía presionando arriba. Se notaba que querían luchar por el tercer y cuarto puesto. Por parte del Osasuna, Llamas era el que estaba generando más ocasiones con potentes disparos desde fuera del área. Anaitasuna hablaba con cánticos y tambores animando a su equipo. Xota hacía faltas necesarias que impedía que los catalanes afirmasen el segundo gol.

Ferrao, Aicardo, Dyego, Boyis y Dídac iniciaban la segunda mitad un poco despistados porque en siete minutos tardaron los locales en hacer el primer gol para el partido. El ala Eric Martel encaraba al catalán Didac para que su compañero cortase y poder hacer el empate (min.27).

Ni un minuto y el mismo asistente de los locales volvía hacer otra maravillosa jugada individual para que el mismo pudiese remontar. El “10” de Xota quería brillar en esa tarde histórica que quedaría para el recuerdo cuando con un pase de su compañero logra hacer el 3 a 1 de segundo palo.

No cabe duda que el Barça mentalmente había caído rendido. Tres goles en 2 minutos. Pero cuando mejor estaban los locales y peor estaban los visitantes, aparecía uno de los mejores del partido para hacer el 3 a 2 definitivo. Si el Pozo ganaba mañana y la semana que viene, quedarían primeros en la tabla. Dependen del Pozo los culés.

PABLO MARRÓN