Málaga y Granada llegan a la jornada 33 con mismo objetivo, pero parece ser que solo uno podrá colocarse en el día de hoy, el ascenso directo.

El Málaga llega al Nuevo Los Cármenes con la ilusión intacta, por este mismo motivo se espera un desplazamiento masivo(al rededor de 3.000 se esperan dar cita en el campo). Por su parte, los jugadores también hablan de final, pero Muñiz intenta desviar el foco y habla de “final es cuando se lucha por una copa, lo nuestro no es una final”. Los de Muñiz llegan con 2 empates y 1 derrota en los 3 últimos partidos, una mala racha que esperan no seguir continuando con ella tras su visita en tierras granadinas.

Por su parte, los nazaríes no piensan en ser menos, y se espera un lleno con ambiente especial, han decidido preparar un tifo y una pequeña charanga para dar ambiente de final. Por parte de los jugadores, parece ser que finalmente Montoro podrá jugar(aún no se ha dado la lista), componente muy importante en la saga nazarí, sin el, el último partido se perdió en Soria 2-1. Por su parte, los de Diego llegan, al igual que su rival, tras 1 derrotas y 2 empates. También cabe destacar un pequeño dato, es que los locales llegaron a la Rosaleda con la misma racha actual, y finalmente consiguieron ganar 0-1, ¿se volverá a repetir?.

Lo que realmente más preocupa a las aficiones, el riesgo de lluvia, ya que puede llegar a afectar a todo lo que se tiene organizado y finalmente no se pueda lucir tan espectacular como sonaba en un inicio, sun así ambas aficiones esperan disfrutar de un partido diferente, entre hermanos.

DAVID FERNÁNDEZ