El Getafe hoy a conseguido afianzarse en ese cuarto puesto que le daría acceso a la Champions League la próxima temporada. Fue una victoria en la que el Getafe no tuvo el control del partido, pero el Athletic no fue lo suficientemente contundente para convertir las ocasiones que tuvo. La falta de control de los blanquiazules parecía estar vinculada a su situación en la tabla, cuando estás obligado a ganar, el 0-0 te pesa más y es más difícil hacer tu juego de forma natural.

En la primera parte el Athletic salió mucho más activo que el Getafe, que estaba desaparecido. Según iba avanzando el partido, más trabado estaba el partido. Foulquier fue cambiado en el 37′ por Portillo, ya que estaba advertido después de las numerosas faltas que hizo en la primera parte. Córdoba para el Athletic y Molina para el Getafe hicieron la ocasión más clara de cada equipo en la primera parte. La mala noticia para el Athletic fue la lesión de Ibai, que tuvo que ser sustituido por Susaeta.

En la segunda parte estuvo mejor el Getafe. El Athletic no conseguía hacer ocasiones y para los azulones, Mata sacó un disparo que pasó muy cerca de la meta de Herrerín. En el 55′ Bordalás hizo el cambio que decantaría el partido a favor de los locales. Salió Ángel y aportó la entrega que siempre aporta. Le dio al Getafe el empujón que necesitaba para ir a por el partido. Y a doce minutos del final batió a Herrerín para poner el 1-0 definitivo y decantar el partido a favor de los azulones.

Después de este partido aumentan las aspiraciones del Getafe para jugar Champions el año que viene y el Athletic frena en su escalada de posiciones, aunque siguen a tres puntos de los puestos de Europa League.

DAVID REDONDO