La Real Federación Española de Fútbol ha impuesto una sanción de 8 partidos a Diego Costa y una multa a este de 6.010 euros y al club de 2.800.

En el partido que enfretaba al Barcelona con el Atlético de Madrid en el Camp Nou Diego Costa acabó expulsado en el minuto 28′ por una protesta al árbitro que ha sido muy cuestionada.

Al terminar el partido el árbitro Gil Manzano reflejó en el acta arbitral que Costa había sido expulsado por “dirigirse a mi en los siguientes términos: ¡Me cago en tu puta madre! ¡Me cago en tu puta madre!”.

También añadió que “una vez expulsado, aún en el terreno de juego, me agarró en sendas ocasiones por el brazo con el objeto de impedir que no mostrara las amonestaciones a sendos compañeros dorsales 24 y 2, respectivamente”.

Estas acusaciones hicieron que el Atlético de Madrid presentara alegaciones que dijeran que el hispano-brasileño decía que se refería a su madre y no a la del colegiado, utilizando esa expresión como un motivo de rabia.

Más tarde el Comité de Competición pidió a Gil Manzano que hiciera una aclaración sobre la expulsión de Diego Costa. En esa aclaración es donde descubrimos la sanción definitiva a Costa, la cual serán de 4 partidos por dirigirse al árbitro de esa manera y 4 por agarrarlo con el fin de que no sancionara a sus compañeros.

La temporada acaba para Diego Costa ya que restan siete jornadas ligueras, y quien sabe si ese fue su último partido con el Atleti después de que se esté hablando de su marcha a China.

GUILLEM BARBETA.