El Sevilla FC Femenino ha logrado un gran punto en El Gran Derbi del Benito Villamarín. Un empate ante un rival bien situado en la tabla, que sigue acercando la permanencia y poniendo a una distancia de 5 puntos los puestos de descenso.

A pesar de la igualdad plasmada desde el pitido inicial, era el Real Betis Féminas quien llevaba la iniciativa. Al llegar a la media hora de partido, la delantera Bea Parra aprovechó una gran asistencia de Virgy para adelantar al conjunto verdiblanco. Ya en los últimos minutos del primer tiempo, el Sevilla demostró que no aún no habían dicho la última palabra y empezaron a acercarse en mayor medida al área bética.

En la segunda mitad, las chicas de Cristian Toro seguían en busca del empate. Las embestidas sevillistas se basaban en las arrancas de Toni Payne, imprecisa en los últimos metros, al igual que todo el conjunto sevillista. Pasado el minuto 73, llegó el merecido empate, cuando la chilena Karen Araya la puso en la escuadra tras un disparo de larga distancia.

El Sevilla no se detuvo y buscó el segundo, alentado por la afición sevillista presente y por la expulsión de la bética Bea Parra. Finalmente, no se pudo lograr más que el empate, que sin duda es positivo.

Toca pensar en la cita del próximo fin de semana en casa ante el Athletic Club de Bilbao. Una victoria podría asegurar matemáticamente la ansiada permanencia.

Alejandro Sánchez