El Athletic ganó por la mínima al Rayo en un partido que tuvo absolutamente de todo. Tras esta victoria los de Garitano empatan a puntos con el Valencia, que es el equipo que marca los puestos de Europa League. El Rayo pierde posibilidades de mantener la categoría después de esta derrota, ahora mismo son penúltimos con 27 puntos y son cuatro los puntos que les separan de la salvación.

AZ
Los jugadores del Athletic celebran el gol ante el Rayo

Nada más empezar el partido, en el 2′ el Athletic ya se ponía por delante. Iñaki Williams remataba un balón que le había puesto Beñat en un saque de falta ensayado, y tras rebotar en el cuerpo de Amat, se coló en la portería de los rayistas para poner el 1-0. El Athletic había salido al partido muy enchufado. En el 14′ Medrán empujaba a Raúl García dentro del área y Martínez Munuera, ayudado por el VAR señaló la pena máxima. Pero Alberto, que fue el mejor de los rayistas, adivinó las intenciones de Raúl García y paró el penalti.

El penalti supuso un punto de inflexión en el partido. A partir de ahí el Rayo se vino arriba y empezó a atacar. Aunque en un ataque del Athletic, Iñaki Williams caía dentro del área y el árbitro señaló penalti. Y el VAR volvió a entrar en acción para quitar validez al penalti, el árbitro fue a ver la jugada a la pantalla y decidió cambiar su decisión. Parecía que con esta acción se iba a acabar la primera parte pero, en el 45′, Álex Moreno aprovechó un balón centrado desde la parte derecha para poner la igualada en el marcador antes del descanso.

acs
Raúl García luchando por un balón aéreo con los defensas del Rayo

La segunda parte empezaba de la misma manera que la primera, Iñaki Williams adelantó a su equipo nada más salir de los vestuarios. El partido se volvió loco, la polémica y el VAR entraban en escena. Después de gol de Williams, Advíncula vio dos amarillas en apenas dos minutos y el partido se ponía feo para el Rayo, que se quedaba con diez.

Williams aprovechaba su tremenda velocidad y los huecos que había en la defensa rayista para intentar decantar el partido, de hecho, con una de sus arrancadas, pudo haber marcado lo que habría sido su segundo gol y el tercero para su equipo. El Rayo parecía noqueado después de la expulsión, pero en una jugada a balón parado, Mario Suárez consiguió marcar un gol, que después fue anulado el VAR por fuera de juego. Ya en el 71′, Raúl García hizo un remate raso y seco que Alberto no pudo atajar. Al Rayo ya no le quedaba otra que empujar para intentar sacar al menos un punto de San Mamés, de hecho, Raúl de Tomás acercó a su equipo a la remontada con un gol en el 85‘, pero este gol no fue suficiente y el 3-2 se convirtió en el resultado definitivo.

Al final del partido, mostrando la buena relación que hay entre la afición bilbaína y la rayista, los aficionados que estaban en el estadio cantaban al grito de “es de Primera, el Rayo es de Primera, “. Veremos si esto es la realidad cuando finalice la temporada, pero desde luego que después de esta derrota no lo tienen nada fácil.

DAVID REDONDO