El City ganó su partido contra el Crystal Palace y obligaba a los de Klopp a ganar en Anfield contra el Chelsea. Pues los ‘reds’ no fallaron, dos minutos les bastaron para acabar con el Chelsea. El Liverpool vuelve al liderato pero sigue teniendo un partido más que los de Guardiola.

La primera parte no dio mucho de sí. El Liverpool dominaba pero sus ocasiones no fueron lo suficientemente peligrosas como para poder adelantarse en el marcador. El Chelsea se refugiaba atrás e intentaba salir al contraataque, pero en una ocasión clara que tuvieron gracias a una conta, Willian erró. La primera parte no tuvo nada que destacar, pero en la segunda parte todo cambiaría.

En el segundo tiempo los ‘blues’ ya no consiguieron resistir a las embestidas de los delanteros ‘reds’. Primero, en el 51, Mané remataría un centro de Henderson para poner el 1-0 en el marcador.

Así hizo Mané el 1-0. Imagen: MARCA

Y dos minutos después, el egipcio Mohamed Salah sacó un zurdazo prácticamente de la nada un zurdazo que entró por la escuadra de la portería de Kepa. En apenas dos minutos, los ‘reds’ hicieron los deberes y destrozaron al Chelsea.

Así hizo Salah el 2-0. Imagen: MARCA

Después el Chelsea tuvo dos ocasiones que fueron obra del mejor del Chelsea en el partido, Hazard. Pero no consiguió convertir ninguna de las dos, y esa fue la diferencia entre los dos equipos. El Liverpool aprovechó sus ocasiones, y el Chelsea no.

Con esta derrota los de Sarri se complican el estar en Champions el año que viene. El Liverpool sigue dependiendo del City, si ellos no se dejan puntos, la Premier será suya. La lucha por el título está preciosa.

DAVID REDONDO