Si había un momento para ganar al Madrid era este. Además el Athletic llegaba a este partido con la ilusión de acercarse aún más a puestos europeos. Pero los de Garitano solo pudieron aguantar 45 minutos. En la segunda parte se vieron superados por un Madrid que estuvo liderado por un Benzema desatado.

Ambos entrenadores decidieron hacer cambios en sus respectivos onces. Garitano apostó por Lekue como sustituto de De Marcos y Capa. Zidane por su parte siguió con su ‘casting’ y decidió alinear a Vallejo en el centro de la zaga y a Lucas Vázquez como extremo derecho.

La primera parte fue más digna de una siesta que de una buena tarde de fútbol. Prácticamente nada que destacar del primer periodo. Y no fue precisamente por una lenta circulación del balón, sino todo lo contrario. Las posesiones de ambos equipos eran muy precipitadas y no llegaban a nada. De hecho, el único remate a puerta fue un cabezazo de Raúl García que no inquietó a Keylor Navas.

Al final de la primera parte los vascos apretaron a los blancos, y los aficionados presentes en el Bernabéu manifestaron su disconformidad ante el partido de su equipo.

Benzema marca en su quinto partido consecutivo y ha marcado los 8 últimos goles del equipo

En la segunda parte el partido dio un giro de ciento ochenta grados respecto al primer tiempo. Sólo dos minutos bastaron para ver que el partido ya no era el mismo. En el 46′ Williams recibió un centro que le dejaba en boca de gol, pero Vallejo consiguió despejar el balón al límite. Ese mismo despeje sirvió como detonante de una contra que acabaría con el primer gol del partido. Kroos cogió el balón en su campo, lo condujo hasta dárselo a Asensio, este puso un centro medido desde la izquierda a Benzema que cabeceó y batió a Herrerín.

El Athletic no se levantó del golpe y el Madrid tuvo dos ocasiones para cerrar el partido justo después del gol de Benzema. Primero Kroos y después Benzema rozaron el gol. El partido ya solo tenía un dueño.

En el 69‘ salieron Isco y Bale, que fue pitado por la afición. En este tramo del partido el Athletic dio un paso hacia adelante pero el Madrid pronto conseguiría cerrar el partido. En córner botado desde la derecha, Benzema aprovechó una salida en falso de Herreín y puso el 2-0 en el marcador.

En el 90‘ otra mala salida de Herrerín y una serie de rebotes acabarían haciendo que el balón terminase en las botas de Benzema, que marcó gol a puerta vacía. Esto supuso el 3-0, que fue el marcador definitivo

Así fue como el galo se convirtió en el héroe del partido guiando a su equipo hacia la victoria con un gran partido y un gran hat-trick.

DAVID REDONDO