Resultado de imagen de levante 2 espanyol 2

Duelo muy igualado el vivido entre Levante UD y el RCD Espanyol en el Ciutat de València. 2-2 reflejaba el electrónico al final de un encuentro en el que los granotas, que a priori necesitaban la victoria como el comer, se llevan un punto de oro para lograr el objetivo de la permanencia, mientras que el cuadro perico se descuelga de la lucha por entrar en puestos europeos tras no poder mantener la ventaja con la que se situaron en el marcador hasta en dos ocasiones.

Los minutos iniciales fueron dominados por los locales, que se hicieron dueños de la posesión. Sin embargo, el Espanyol tiró de efectividad y anotó en su primera ocasión. En un contragolpe, BORJA IGLESIAS recibió el balón en la banda, encaró a VEZO y con un potente derechazo desde la distancia adelantó a los suyos en el minuto 16. Con el gol, los de Paco López se vinieron abajo.

Mientras, el conjunto visitante buscaba con ahínco un segundo gol con el matar el choque. Y a punto estuvieron de lograrlo al filo del descanso. HERMOSO remató una falta botada al corazón del área, pero AITOR, con dos intervenciones milagrosas, evitó el 0-2. En la jugada siguiente anotó MARC ROCA, pero Gil Manzano lo anuló tras comprobar en el VAR que se había ayudado del brazo en el control.

Resultado de imagen de levante 2 espanyol 2

Tras el descanso, el partido se convirtió en un tira y afloja por parte de ambos equipos en el que el Levante golpeó primero. CAMPAÑA cuelga una falta desde el lateral y VEZO, libre de marca, iguala la contienda con un cabezazo al palo largo en el 62. Poco le duraría la alegría a los blaugranas, pues apenas tres minutos después MARC ROCA (esta vez sí) consiguió colocar a los pericos de nuevo por delante con un zurdazo en boca de gol.

Pero el cuadro granota no había dicho su última palabra. En el minuto 72, MAYORAL se la deja tacón a ROCHINA y éste la clava al fondo de las mallas con un disparo potente en el que DIEGO LÓPEZ tal vez podría haber hecho más. El autor del gol dejó a su equipo con diez a falta de un cuarto de hora para el final tras ver la segunda amarilla, y aunque los dos conjuntos tuvieron ocasiones para llevarse la victoria, el marcador no se movió en un partido loco que no termina de contentar a ninguno.

ÁLVARO HARO