Los andaluces pretenden sumar de a tres para aprovechar el resbalón del Valencia y meter presión al Getafe en la lucha por la Champions. Mientras que a los madrileños no les queda otra que ganar para seguir con oxigeno

Sevilla se impuso 1-4 en el duelo de la primera vuelta / cortesía de Marca.com

El final La Liga se acerca y a cada uno de los equipos no les queda otra que echar el resto; sin embargo, hay clubes que tienen que dar más batallas que otros para cumplir con los objetivos, pues la tienen más difícil. En este caso Sevilla y Rayo Vallecano se encuentran en el grupo de los que deben dar un plus extra para conseguir los tres puntos y continuar luchando por entrar en Liga de Campeones y mantener la categoría, respectivamente.

Es el día del cierre de la jornada 34 de la Liga Santander y los andaluces están obligados a pasar la página, con el apoyo de su público en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, de la dura derrota (3-0) frente al Getafe el pasado fin de semana. Ante su gente, los dirigidos por Joaquín Caparrós saben que si se quedan con el triunfo llegarían a los 55 puntos (uno más que el Geta, que juega contra el Real Madrid justo al acabar este cotejo). Por tanto, las posibilidades de finalizar la fecha en zona de Champions son reales, pero no sencillas.

Los madrileños, por su parte, están al borde del abismo y para seguir con vida solo vale la victoria, pues una posible caída en Nervión puede dejarlos prácticamente pensado en la Segunda División de España. El Rayo es último con 28 unidades (siete puntos por debajo de Valladolid, que ocupa la décimo séptima casilla).

Frente a los de Vallecas, los sevillistas tienen unos precedentes que marcan una gran superioridad. Los “blanquirrojos” obtuvieron tres triunfos y dos empates en los recientes cinco encuentros ligueros. En el Sánchez-Pizjuán, en los últimos 14 enfrentamientos los dueños de casa consiguieron 12 victorias, una igualdad y una derrota.

Paco Jémez, entrenador del Rayo, no tendrá a disposición a su jugador más importante, Raúl de Tomás. El atacante recibió la quinta tarjeta amarilla en el duelo pasado ante el Huesca, por lo que debe cumplir un partido de sanción por acumulación de cartulinas. El delantero, con sus 14 goles, es el arma principal de su equipo se perderá este partido y próximo contra el Real Madrid (club dueño de su ficha) por la cláusula del miedo.

El Sevilla no podrá contar con los lesionados Max  WöberMaxime  GonalonsAndré Silva y Nolito. Tampoco con Sergio Escudero, expulsado en Getafe por doble amarilla. Mientras que el Rayo Vallecano, además de no tener a su “9” disponible tiene las bajas de Gorka Elustondo y Giannelli  Imbula.

DAVID ROJAS