Llego el fin de semana más esperado para todos los equipos y aficionados del fútbol sala. Y es que hoy se jugaban un pase a la final. La primera semifinal era la del Sporting de Portugal contra el equipo de Jesús Velasco. La otra semifinal, era el equipo anfitrión contra los azulgranas. Los de Portugal ganaron al equipo español con tantos de Leo, tres del brasileño Dieguinho y un tanto de Cardinal. Por lo tanto, los de Velasco jugarán el tercer y cuarto puesto.

La otra semifinal se esperaba con más ilusión, ya que se conocía el rival para la final. El quinteto inicial elegido pòr Andreu Plaza era el siguiente; Juanjo, Aicardo, Dyego, Adolfo y Esquerdinha.

Había máxima intensidad en el Almaty Arena, 12.090 espectadores viendo una semifinal de lujo. La primera del partido la tuvo el Barça Lassa en el borde del área tras un tiro de Arthur. No obstante, Sergio también la tuvo delante de Higuita. Al cabo de varios minutos, los culés lo seguían intentando pero está vez con el pívot ruso. Estaba asumiendo un papel complicado como el de Ferrao, que estaba en la grada por sanción de targetas.

A falta de cinco minutos para acabar, el capitán culé hacía la primera falta en la frontal del área. Finalizaba la primera parte sin goles en el marcador. Un dato curioso y es que los técnicos de ambos equipos se habían quejado de que la pista resbalaba mucho. El equipo de Andreu no había salido concentrado, y la muestra era el gol de Tayebi. Una jugada individual hacía un espectacular gol con la pierda izquierda.

El conjunto visitante no cometía ningún error cuando el portero Leo Higuita asistencia a Tayan para que el mismo haga el 0 a 2 en el marcador. Los azulgranas lo estaban intentando. En el minuto 21, Joselito recibe la segunda amarilla y es expulsado. Andreu estaba con 3 jugadores en pista. Con la perdida de Dyego y la portería vacía, John lograba hacer el tercer gol para el anfitrión. Tras un pase de Leo, Sergio remata de primeras y logra hacer el primer gol para los locales.

Higuita se hace una doble parada y se le pasa a su compañero para que finalice sin portero. Dyego chuto desde fuera del área y por suerte logró chocar con el brazo del rival. Y para acabar, un error del ala brasileño hacía que el cierre del rival cerrase el marcador (2-5).

PABLO MARRÓN