El Real Club Celta y el Club Deportivo Leganés protagonizaron en la tarde ayer uno de los partidos más aburridos de la jornada.

En la primera mitad el Celta, nada cómodo en el partido, no era capaz de sobrepasar el centro del campo salvo por una acción aislada de Iago Aspas mientras que el Leganés ponía centros sin cesar buscando el error defensivo por parte del club olívico, lo más destacado fue una dura entrada de Recio sobre Hugo Mallo que terminó provocándole “un traumatismo en el pie derecho” lo que hace que sea duda para el partido del sábado.

En la segunda parte el Celta supo reaccionar y empezó a jugar más en campo rival, el que primero avisaría iba a ser el capitán, Hugo Mallo, que con un zurdazo impresionante puso a Cuéllar contra las cuerdas aunque este consiguiera atajar el balón en dos tiempos en el minuto 51′, las ocasiones del Celta seguían llegando y el Leganés buscaba su momento con los pases directos pero iba a ser en el minuto 66′ cuando el moañés, Iago Aspas, iba a recibir un centro bombeado y cuando su remate ya había superado al guardameta llegó Omeruo para quitarle el gol sobre la misma línea, en dicha jugada Iago Aspas fue arrollado por Cuéllar y sufrió una lesión en su clavícula lo que hace temer al celtismo con que se pierda la próxima jornada contra el Barça en Vigo.

 

MIGUEL PARADA