Comienza el mes de mayo y empieza de la mejor manera posible para Fútbol Club Barcelona y Liverpool. El Camp Nou aguardará uno de los partidos más atractivos y apasionantes de esta edición de la Copa de Europa. El estadio blaugrana será el epicentro futbolístico este miércoles.

Ambos conjuntos lucharán por ganarse un puesto en la gran final del Metropolitano. Los dos equipos más prestigiosos y exponentes de sus respectivas competiciones: LaLiga y la Premier League. La última vez que se vieran las caras fue en 2007 y el equipo inglés salió vencedor (1-2) del Camp Nou.

Los hombres de Jurgen Kloop aterrizan en la Ciudad Condal en la segunda posición de la Premier y sin ningún tipo de miedo y con la motivación de convertir las últimas tristezas europeas en una alegría enorme para su afición. El trío atacante es la gran amenaza con la que dispone el entrenador alemán para esta eliminatoria. Roberto Firmino, finalmente, ha entrenado con normalidad y ha entrado en la lista. Van Dijk también ha viajado con el resto del grupo después de ser galardonado como el mejor futbolista del año en Inglaterra.

Por su parte, el equipo local de este miércoles, llega feliz y con un peso menos después de alzarse como campeón de la competición doméstica tras vencer (1-0) al Levante. El estado de forma, sobre todo de Messi y Piqué, es un estímulo positivo para soñar y creer. Rafinha por lesión, Todibo por no estar inscrito en la Liga de Campeones no estarán en la convocatoria; Boateng y Murillo se caen por decisión técnica. El espectador le dará color al encuentro y también está “listo para darle color a Europa” como bien reza el lema del mosaico preparado.

ALEJANDRO RUIZ