En partido de esta tarde que enfrentó al Espanyol contra el Atlético de Madrid finalizó con un resultado de 3-0 favorable para los pericos.

Dos equipos que no se jugaban nada se enfrentaron hoy en el RCDE Stadium, donde empezó dominando el conjunto colchonero, llegando a portería y teniendo la posesión. Pero al paso del tiempo, los blanquiazules conseguían llegar a la portería de Oblak mediante contras muy rápidas que descolocaban por completo la zaga rojiblanca.

Justo antes de finalizar la primera parte, los locales se adelantaban por una gran carrera de Pedrosa que dejó atrás a Savic y centró un balón raso que acabó en el fondo de la red por un error de Godín que se marcó en propia puerta.

Al empezar la segunda mitad, el Atlético fue más al ataque para conseguir hacer el gol que volviera a poner las tablas en el marcador, así lo deseaban que Simeone cambió a Savic (que tenía pequeñas molestias musculares) por Correa, en lugar de por otro central.

Durante toda la segunda mitad el Espanyol se sentía muy cómodo, ya que los rojiblancos con el balón no creaban peligro en la portería de Diego López. En el minuto 52′ se produjo lo que fue el segundo gol de los pericos, creado por un mal pase de Koke que se lo llevó Melendo, y este montó un contragolpe explendido que finalizó con un pase a Borja Iglesias que lo dejaba solo frente al portero.

El Atlético se encontraba muy perdido en el terreno de juego, nadie consiguió liderar al equipo en los peores momentos.

Más tarde, en el minuto 89′ Jose Munuera pitó penalti favorable al conjunto catalán, y Borja Iglesias lo transformaría en gol para cerrar el partido.

GUILLEM BARBETA.