No se acaban las desgracias en el Atlético de Madrid. Después de que media plantilla decidiera marcharse del club rojiblanco, ayer se le sumaba la despedida de Antonie Griezmann, que anunciaba que volvía al mercado, y también se le sumó el repentino adiós de Rodrigo Hernández.

Rodrigo llegó este año al Atlético de Madrid procedente del Villarreal, donde este ya hacía méritos para estar en un club de más categoría, fue ahí cuando el Atlético se interesó en él y lo fichó. Después de una temporada vistiendo la elástica rojiblanca, Rodri ya ha pensado en salir del club e ir en busca de un equipo que esté dispuesto a pagar su cláusula de rescisión, que es de 70 millones de euros.

Al saltar la notícia adelantada por “El Larguero” de que Rodrigo estaba en el mercado, muchos equipos se ponían en contacto con el jugador y empezaron las negociaciones. El Barcelona es uno de los equipos interesados en hacerse con los servicios del joven de 22 años, además del Bayern de Múnich, y el Manchester City, donde su entrenador Pep Guardiola ya ha tanteado al jugador para que pueda contar con él la próxima temporada.

El destino de Rodrigo no se ha dado a conocer aún, pero lo que sí es seguro es que Rodrigo Hernández saldrá del Atlético de Madrid en el próximo mercado, en el club ya lo saben y ya buscan un sustituto. Todo apunta a que el recambio de Rodri será Marcos Llorente, el centrocampista del Real Madrid.

GUILLEM BARBETA.