El Athletic no fue capaz de conseguir ese punto que necesitaba para acceder a la previa de la Europa League y el Sevilla confirmó con estos tres puntos la sexta plaza y el acceso directo a Europa League la próxima temporada.

Ben Yedder celebra su gol del 1-0

En el primer tiempo los bilbaínos no se vio un gran fútbol, el calor que hacía en Sevilla tampoco ayudaba. Los bilbaínos estaban prácticamente desaparecidos y los andaluces tenían la posesión, pero no la aprovechaban para crear ocasiones.

Hasta que, rozando el intermedio, Jesús Navas combinó las dos cosas que mejor sabe hacer, carrera por la banda y centro medido, en este caso a Dani García, que remató hacia su propia portería y que provocó un rechace un poco forzado de Herrerín que aprovechó Ben Yedder para adelantar a su equipo antes del descanso.

La única buena noticia para los de Garitano en la primera parte era que el marcador en el partido que estaban disputando Espanyol y Real Sociedad todavía no se había movido, y por lo tanto, sus opciones europeas estaban intactas. Pero eso cambió en la segunda parte.

En la segunda parte los leones no reaccionaban, pero mientras el marcador en Cornellá no se moviera todo iba bien. Pero, para desgracia del Athletic, esto cambió en pocos minutos, primero en el 58′ y después en el 66′ el Espanyol anotaba y dejaba a los vascos en la cuerda floja, necesitaban un gol para recuperar la séptima plaza.

A partir de que el equipo recibiera la noticia de los goles del Espanyol, los de Garitano intentaron empujar un poco más y empezaron a dominar y el empate estuvo a punto de llegar. Primero con un remate de cabeza de Raúl García que se marchó un pelín desviado de la meta de Vaclík. El Athletic lo intentaba pero cada vez quedaba menos tiempo para el final del partido.

Ya en el descuento, vendría la jugada que decidió el partido. Íñigo Martínez estrelló un remate en el poste y el rebote de este disparo fue aprovechado por los jugadores sevillistas para iniciar un contraataque que terminaría finalizando en gol Munir El Haddadi.

El Athletic pasó de ver como su acceso a la previa de Europa League se veía desbaratado por el poste a ver como segundos después, un contraataque acabaría por arrebatarles definitivamente todas sus esperanzas europeas.

DAVID REDONDO