El ‘Caso Oikos’ progresa cada minuto. Durante la tarde del día de ayer, según el diario El Mundo, la Policía Nacional pudo descubrir una sospechosa reunión entre Raúl Bravo y Borja Fernández en un bar propiedad del ex futbolista blanquivioleta. En dicha reunión, pocos días antes del encuentro entre Real Valladolid y Valencia CF, se gestó la victoria (0-2) del conjunto ‘ché’ en el Estadio José Zorrilla.

Según El Mundo, Bravo coordinó la estrategia con Borja Fernández para realizar apuestas millonarias sobre este duelo. El propio Borja ha reconocido la existencia de la reunión, mientras que Bravo se ha acogido a su derecho de no declarar y no dar ni un sólo detalle.

Además, también pudimos conocer la postura de LaLiga. Informa Isaac Fouto, en el Partidazo de la Cadena Cope, que podrían descender a clubes que estén implicados en esta trama de corrupción. También pudo desvelar, que este caso podría tener una rápida resolución judicial y en unos cuatro meses podría haberse producido el juicio.

ALEJANDRO RUIZ