El mundo del deporte, en especial la parroquia sevillista, llora la muerte de José Antonio Reyes, en un fatídico accidente de tráfico acontecido esta misma mañana.

Reyes empezó a despuntar desde un primer momento en las categorías inferiores del Sevilla FC, logrando debutar en el equipo de sus amores con tan solo 16 años de edad. Pronto se convertiría en uno de los líderes del equipo comandado por Joaquín Caparrós.

Sin embargo, la perla de Utrera se marchó a Londres en el invierno de 2004, después de una oferta procedente del Arsenal superior a los 20 millones de euros. Valorando la complicada situación económica en el club, Reyes dijo “hasta luego” entre lágrimas a su casa.

Cortesía de Sevilla FC

Siete años después, pasando por Arsenal, Real Madrid, Benfica y Atlético de Madrid, con 9 títulos a sus espaldas, la magia de José Antonio Reyes volvió a Nervión, para devolver a una entidad sumergida en la inestabilidad a donde se merecía. Y así fue, pues el Sevilla FC volvió al trono europeo en 2014, 2015 y 2016, haciéndose con tres títulos de UEFA Europa League de forma consecutiva, escribiendo con letras de oro un legado eterno.

Hoy se ha marchado un futbolista único. Una estrella más brillará desde el tercer anillo del Ramón Sánchez-Pizjuán, al lado de Antonio Puerta. Menuda banda izquierda. Descansa en paz, leyenda. Descansa en paz, José Antonio.

Alejandro Sánchez