No cabe duda de que el verano de 2019 será una época de muchísimos cambios en Nervión. Monchi ha vuelto con más hambre que nunca y la revolución que plantea parece estar a la altura de la efectuada hace seis veranos, en lo que a la consolidación de un pequeño bloque de jugadores y a la venta de piezas valiosas se refiere.

Cortesía de El Confidencial

En el día de ayer, avanzamos en este medio que el Sevilla no contaría con Guilherme Arana, Roque Mesa y Franco Vázquez. Sin embargo, nuevas informaciones apuntan a que esta lista de señalados se vería aumentada con un portero (Sergio Rico), otros 4 defensas (Sergi Gómez, Kjaer, Aleix Vidal y el cedido Corchia) y dos delanteros (Nolito y el cedido Muriel). Existe también otro grupo integrado por futbolistas que podrían preferir marcharse por ellos mismos (Quincy Promes, Éver Banega, Ben Yedder y Pablo Sarabia).

La continuidad de jugadores como Gnagnon, Amadou, Juan Soriano y los canteranos cedidos (Carlos Fernández y Alejandro Pozo) dependerá de cómo transcurra la pretemporada. Lopetegui quiere verlos y debe decidir.

Dicho esto, los únicos que permanecerán de forma segura serán Vaclik, Carriço, Wöber, Escudero, Navas, Munir, Bryan Gil y los recién fichados Diego Carlos y Munas Dabbur. Para el resto, todo está por ver.

Alejandro Sánchez