Por el Sevilla han pasado en los últimos años bastantes jugadores franceses, llegando a convertirse muchos de ellos en piezas importantes para el plantel (véanse los Rami, Trémoulinas, N’Zonzi, Gameiro, Lenglet o Ben Yedder). Esta vez, con objeto de la revolución y el rejuvenecimiento de la plantilla sevillista, Monchi ha echado de nuevo el ojo a la fábrica de talentos francesa.

Cortesía de Sempreinter

Varios defensas están siendo tanteados. Uno de ellos es Jules Koundé (Girondins de Burdeos, 20 años). Ha destacado en la Ligue 1 en estas últimas dos temporadas, disputando un total de 51 partidos a su corta edad. Su precio sería superior a los 15 millones de euros.

Cortesía de Sempreinter

El centro del campo será remodelado prácticamente en su totalidad. Además de Bourigeaud o Ben Arfa, Jordan Veretout (Fiorentina, 26 años) y Florent Mollet son varias opciones. Veretout despierta mucho interés, no solo en el Sevilla, sino a nivel continental, estando también Nápoles, Roma, Atalanta y Arsenal inmersos en la puja por el francés. En el caso de Mollet, de un perfil más ofensivo, sus 6 goles y 6 asistencias en 33 partidos le han convertido en alguien atractivo para clubes como Sevilla o Espanyol.

Cortesía de La Ronda

Sin embargo, el acuerdo más cercano es el de Maxime López. El joven de 21 años sería traspasado al club nervionense procedente del Olympique de Marsella por una cifra en torno a los 25 millones de euros, convirtiéndose así en el fichaje más caro de la historia de la entidad.

Alejandro Sánchez