Tras la ya conocida y oficializada marcha de Marcos Llorente al Atleti y la más que probable salida de Dani Ceballos, el Real Madrid está buscando un centrocampista que supla las labores desempeñadas por los dos internacionales españoles.

La situación es un tanto compleja para Zinedine Zidane. Por delante de Donny Van de Beek, joven medio centro holandés, estaban las opciones de Pogba y Ndombélé, que parece tenerlo hecho con el Tottenham de Pochettino por 75 millones.

Como consecuencia de esto, el Real Madrid está considerando seriamente la opción de desembolsar 60 millones de euros por el actual jugador del Ajax. Su buena temporada en la Eredivise y en la UEFA Champions League han hecho que Van de Beek se convierta en una de las revelaciones de la pasada campaña.

El coste que supondría el fichaje de Pogba, la negativa del Manchester United a rebajar su precio y la operación ya casi cerrada entre Ndombéle y el Tottenham han desencadenado en el interés del club blanco por el internacional holandés, que ha pasado a convertirse en uno de los nombres propios del mercado de fichajes.

Si todo sigue así, el centrocampista de 22 años llegaría al Real Madrid para ganarse el puesto y para aprender de dos de los mejores centrocampistas del mundo, Toni Kroos y Luka Modrić.

Habrá qué esperar para ver qué incorporaciones acomete Florentino Pérez con el objetivo de fortalecer una medular en la que a priori no estarán ni Paul Pogba, ni Tanguy Ndombéle.

Javi García (@casipperono en Twitter)