La necesidad del Chelsea de fichar sin perder de vista la sanción impuesta por la UEFA que impide al club blue incorporar jugadores a partir de julio ha agilizado la salida del centrocampista croata del Real Madrid.

Kovaćic ya jugó cedido la pasada campaña en el conjunto entrenado por Sarri, siendo una de las piezas clave en la medular del actual campeón de la Europa League.

El traspaso se ha cerrado por una cantidad cercana a los 45 millones de euros. El jugador croata llegó al Real Madrid en 2015 procedente del Inter de Milán a cambio de 30 millones de euros.

Sus escasas apariciones y la falta de minutos llevaron a Kovačić a recalar en el conjunto inglés, donde ha demostrado todo su potencial.

El traspaso se oficializará en breves y Mateo Kovačić se convertirá en jugador del Chelsea de pleno derecho.

Javi García (@casipperono en Twitter)