Es una realidad. Tras tres años vistiendo la zamarra rojiblanca, Pablo Sarabia ha dejado de ser jugador del Sevilla FC, marchándose al PSG.

El caso del futbolista madrileño ha sido la definición perfecta de “culebrón”. Hace más de un año comenzaron a surgir rumores sobre multiples intereses en el ya ex del Sevilla. Fue a partir de ese momento cuando el conjunto nervionense buscó su renovación, pero ya era tarde, pues Sarabia se inclinaba más hacia un cambio de aires. Ni la llegada de Monchi pudo revertir una situación que terminó de complicarse tras las fallidas intentonas de Joaquín Caparrós.

Y apareció en escena el PSG, con una propuesta deportiva y económicamente superior que convenció al jugador, que se marcha habiendo dejado 20 millones en las arcas del Sevilla, 2 más de los que marcaba su cláusula de rescisión. No obstante, dicha cifra sigue resultando irrisoria tras sus 43 goles y 38 asistencias en 151 partidos y su espectacular rendimiento en la pasada temporada, siendo el jugador más destacado del equipo y uno de los más en LaLiga y en toda Europa.

Alejandro Sánchez