El Sevilla se impuso por 3 goles a 1 al FC Dallas en su segundo partido de pretemporada, el primero durante su concentración en Estados Unidos.

Vaclik, Navas, Carriço, Koundé, Escudero, Fernando, Banega, Franco Vázquez, Munir, Ocampos y De Jong compusieron el once inicial por el que apostó Julen Lopetegui, cuyo gusto por la presión alta, el dominio del esférico y la verticalidad se vieron de nuevo plasmados en esta segunda prueba veraniega.

Luuk de Jong puso por delante al Sevilla en el minuto 22, con una magnífica maniobra que le permitió estrenarse como goleador en la entidad sevillista. A partir de ese momento, el dominio inicial de los de Lopetegui se fue diluyendo y un error de Banega dio lugar al tanto del empate del conjunto norteamericano, obra de Mosquera. Así se llegaba al descanso.

Tal y como estaba previsto, el técnico sevillista dio entrada a un once totalmente distinto para disputar la segunda mitad (Sergio Rico, Corchia, Diego Carlos, Kjaer, Reguilón, Juanpe, Óliver Torres, Jordán, Nolito, Pozo y Dabbur). La medular hispalense marcó el ritmo de los segundos 45 minutos, con Juanpe aportando equilibrio, Óliver Torres con libertad y dejando detalles de clase y Joan Jordán anotando un gran tanto de falta para volver a adelantarse en el marcador. Nolito anotó el definitivo 1-3 a pase de Alex Pozo.

Al término de los 90 minutos, se llevó a cabo un tercer tiempo entre el Sevilla (Javi Díaz, Aleix Vidal, Gnagnon, Wöber, Arana, Roque Mesa, Jordán, Mena, Nolito, Lara y Ben Yedder) y el North Texas, equipo filial del Dallas. A pesar del tanto inicial del chileno Pablo Aránguiz, el partidillo finalizó con victoria sevillista (1-2), con goles de Aleix Vidal y Dabbur, quien sustituyó a Ben Yedder y terminó abriendo su cuenta goleadora en su nuevo club, al igual que Luuk de Jong.

Tras dos primeros exámenes superados con nota, el Sevilla se enfrentará este domingo al Liverpool. El encuentro ante el vigente campeón de Europa, a pesar de no contar con sus principales estrellas, será uno de los más exigentes de toda la pretemporada.

Alejandro Sánchez