La madrugada del domingo (2:00 horas) se disputó el primer partido del nuevo Real Madrid dirigido por Zinedine Zidane frente al Bayern de Múnich de Kovac.

El conjunto blanco ha perdido (3-1) en su primer encuentro en la International Champions Cup contra el actual campeón de la Bundesliga, que ha llegado al encuentro mucho más rodado fruto del encuentro disputado hace un par de días contra el Arsenal.

El XI inicial del trece veces campeón de Europa contaba con el atractivo de ver a Eden Hazard en sus primeros minutos con la elástica blanca. El Real Madrid se ha mostrado superior en la primera parte pero no ha logrado culminar unos sobresalientes 45 minutos con el ansiado gol.

En la segunda mitad, Zidane ha revolucionado por completo la alineación, introduciendo de golpe los 11 cambios. El Madrid estaba repleto de canteranos con la única presencia de Lucas y Nacho, ambos más habituales en los planes y esquemas de Zidane.

Una alineación mucho más ofensiva e inexperta que la del primer tiempo se ha visto en todo momento mermada y sobrepasada por el poder ofensivo del equipo bávaro, que ha dominado los segundos 45 minutos gracias a la aparición estelar de Gnabry y Lewandowski.

Finalmente, el Real Madrid ha anotado un gol de una belleza tremenda gracias a la calidad de Rodrygo, que ha debutado con el Real Madrid de la mejor forma posible. El jugador brasileño ha anotado un gol de falta directa que ha quitado las telarañas de la portería del equipo alemán. Kubo, centrocampista japonés de tan solo 18 años también ha dejado buenas sensaciones en su primera aparición como jugador del Real Madrid.

La primera prueba del nuevo Real Madrid ha dejado muchos detalles a tener en cuenta y muchos jugadores a los que no hay que perder de vista. La noche del martes al miércoles (1:00 horas de la madrugada), podremos ver al conjunto madridista enfrentarse al subcampeón de la Europa League, el Arsenal.

JAVI GARCÍA