Nabil Fekir ha aterrizado esta tarde en Sevilla para cerrar su fichaje por el Real Betis. Se espera que se haga oficial en las próximas horas. 

Nabil Fekir nació en Lyon. Su padres tuvieron que viajar a tierras francesas para tener un futuro mejor. Empezó a jugar al fútbol con sus hermanos en las calles de Lyon. El propio club se interesó en él, los ojeadores vieron que tenía mucho talento y decidieron ficharle para las categorías inferiores del club francés. Su carrera crecía y crecía junto a la gran época del Lyon, en la que se paseaba por las grandes ligas ganando títulos y títulos.

Una larga lesión le impidió seguir creciendo por un tiempo, tubo que bajarse a equipos locales para recuperarse de la lesión. Volvió tras la lesión varios meses después volvió a su club, el Lyonnais, su paso por las categorías inferiores fue muy corto, ya que debutó con el primer equipo en 2013 jugando la Champions League frente a la Real Sociedad.

Su nivel era tan superior, que en 2015 la Selección Francesa llamó a su puerta para que defendiera los colores de su país. Se forjó una gran dupla con Alexandre Lacazzete.

El nombre de Nabil Fekir estaba encima de los grandes clubes europeos, el Liverpool estaba interesado en sus servicios, pero aquella lesión de ligamento cruzado frustró las negociaciones. Hubiera sido uno de los grandes fichajes del conjunto inglés, tras ganar el Mundial de Francia las negociaciones se iban a cerrar en torno a unos 65 millones de euros y ahora el Betis está apunto de cerrarlo por 25 millones de euros.

Nabil Fekir llega al Betis junto a su hermano mediano Yassin Fekir, este saldrá cedido al Cádiz CF.

Nabil, jugador con una finalización de larga distancia, jugador vertical en los últimos metros, intenta trasladarse de una banda a otra para apoyar el juego, algo que a Rubí le gusta mucho, supera lineas de presión mediante su potente velocidad y su gran regate.

SERGIO HOLGADO