El Fútbol Club Barcelona se marcha del stage en Japón con una victoria por 0-2 ante el Vissel Kobe de Andrés Iniesta, David Villa y Sergi Samper. Además de estos tres futbolistas mencionados, Carles Pérez se quiso incluir en el apartado de protagonistas con dos goles de bellísima factura y en todo momento queriendo llevar la batuta del equipo en ataque. Respecto al duelo ante el Chelsea, los azulgranas mejoraron.

La cantera pide protagonismo. Y es que el descaro y juego atrevido de Riqui Puig no pasa desapercibido, tampoco la calidad de Carles y la buena predisposición de jugadores como Araujo. De los grandes nombres, sólo se pueden salvar a Griezmann, De Jong y Rafinha.

Lance del juego. (Imagen: Marca)

De la primera mitad se puede destacar la verticalidad e imaginación de Griezmann, junto con la buenas disposición de Rafinha y el desborde de Riqui Puig pero el equipo no fue capaz de abrir la lata. El Barça fue intrascendente. En la segunda y con la llegada del nuevo tridente formado por Malcom, Carles Pérez y Dembélé el equipo mejoró y encontró el gol.

ALEJANDRO RUIZ