El Real Madrid se ha convertido en uno de los equipos que más incorporaciones está realizando este mercado de fichajes, pero el capítulo de llegadas en el club blanco no está cerrado todavía.

Zinedine Zidane en todo momento ha manifestado su deseo de contar con dos centrocampistas más.

La petición principal del actual técnico del Real Madrid fue Pogba, centrocampista que pertenece a la disciplina del Manchester United, conjunto que está dificultando en exceso la llegada del francés al Real Madrid. El mercado de fichajes de la Premier League concluye el 8 de agosto, por lo que a Florentino Pérez tan solo le quedan dos días para cerrar el fichaje de Pogba. El principal obstáculo que imposibilita y dificulta la contratación del centrocampista galo radica en el excesivo precio que exige el club inglés. Desde Manchester estarían dispuestos a dejar marchar a Paul Pogba por una cantidad cercana a los 180 millones de euros, cifra que el Real Madrid no va a abonar.

Otro de los culebrones del verano es el de Donny van de Beek, que parece tener solución inminente. El Real Madrid y el jugador neerlandés ya han llegado a un acuerdo para que el centrocampista vista la elástica blanca las próximas 6 campañas. El anuncio oficial podría realizarse a lo largo de esta semana una vez el conjunto holandés dispute su partido clasificatorio de Champions League. El acuerdo podría haberse cerrado por una cantidad cercana a los 55 millones de euros + 10 en variables.

Otro de los principales candidatos a ocupar una plaza de la medular del Real Madrid es Christian Eriksen, centrocampista danés cuya intención es abandonar el Tottenham. La contratación de Eriksen en todo momento ha estado presente en las oficinas de Chamartín, pero desde el club consideran la operación como secundaria. Además, Eriksen también ha sido seguido de cerca por el Atlético de Madrid y Manchester United, en caso de los ingleses con el propósito de sustituir a Pogba si finalmente es traspasado.

Hace unas horas salía otro rumor que hablaba de la posibilidad de que Fabinho regresase al Real Madrid, conjunto en el que ya militó. Klopp habría dado el visto bueno a esta operación siempre y cuando Weigl recale en el Liverpool y se convierta en el sustituto del brasileño.

Habrá que esperar para conocer cuáles son los elegidos para completar la medular del conjunto dirigido por Zinedine Zidane. El Real Madrid no ha cerrado el capítulo de llegadas y tampoco el de salidas. El futuro de Bale, James y Mariano todavía está en el aire.

JAVI GARCÍA