Al fin, Roque Mesa cuenta con un nuevo destino. Tras haber rechazado varias otras propuestas de cesión y de traspaso, el canario se marcha cedido al Leganés.

Roque llegó al Sevilla en calidad de cedido por el Swansea, en el mercado invernal de la temporada 2017-18. Su participación con el técnico italiano Vincenzo Montella fue prácticamente nula. Sin embargo, contó con la plena confianza de Joaquín Caparrós cuando el utrerano se puso al frente del banquillo sevillista, lo que hizo que el Sevilla ejerciera su opción de compra de 7 millones para adquirirlo en propiedad a partir de la pasada campaña 2018-19, en la que Roque disputó 49 partidos. Los altibajos en su rendimiento unido a la completa remodelación llevada a cabo en la medular sevillista le dejaban con pocas opciones de disputar minutos.

El Leganés se hará cargo del 60% del salario del jugador y no contará con opción de compra al término de la presente campaña.