Día tras día desde que prácticamente se abrió el mercado estival, se rumoreaba con la vuelta de Neymar a Can Barça, una posible venta de Coutinho y Rakitic o Umtiti hacían soñar a los aficionados culés con la vuelta de la MSN al Camp Nou, pero la llegada de Griezmann parecía frenar cualquier posible fichaje debido al gasto tanto en fichajes como en salario del que se tenía que hacer cargo el club azulgrana.

Pero a principios de agosto volvió a estallar el rumor Neymar, esta vez con un supuesto interés añadido del Real Madrid, quien tras no conseguir cerrar a Pogba o Van de Beek se lanzaría a por el crack del PSG. Pese a ello todo parecía de cara para que el Barcelona se hiciese con los servicios del brasileño en un acuerdo en el que se podrían incluir a varios jugadores, como los ya mencionados Coutinho o Rakitic.

Debido a la salida del ex del Liverpool destino a la bundesliga en modo de préstamo, parece que cada vez tiene menos opciones la posible vuelta de Neymar, y un Real Madrid de la mano de Florentino Pérez, que se mantuvo al margen en todo momento, hace temblar a la directiva blaugrana.

Desde Francia, medios como Le Parisien aseguran que es prácticamente imposible la vuelta de Ney, y que de hacerse alguna operación con dicho jugador sería al Real Madrid.

Varios medios españoles aseguran que Florentino habría lanzado una oferta al jeque del club parisino de una cesión con opción de compra en el verano del 2020 además de la llegada de Keylor Navas al PSG, ya que Al-Khelaifi habría pedido a Leonardo, director deportivo del club, la contratación de un portero de nivel TOP europeo.

Además, por todos es sabido la buena relación entre la entidad blanca y francesa, no así como con la azulgrana con la cual poseen bastantes discrepancias.

El último capítulo del culebron, tiene como protagonista a Neymar Pai, quien ha comenzado a seguir a Sergio Ramos en Instagram.

Si algo nos ha enseñado este mercado es que no se puede dar nada por seguro, y que está operación todavía tiene muchos frentes abiertos.

Una partida donde nadie quiere dar un paso en falso, donde nadie se termina de fiar de nadie, y donde nadie tiene la certeza de que acabará pasando.

ALEX GÓNGORA.