El Barça Femenino consigue la victoria (0-2) ante la Juventus y se coloca con pie y medio en los octavos de final de la UEFA Women’s Champions League.

El conjunto dirigido por Lluís Cortés visitaba el estadio Giuseppe Mocagatta después de un inicio brillante de liga (tras conseguir los 3 puntos ante el Tacón).

Dado el poco tiempo de descanso entre un partido y el otro, el entrenador azulgrana realizaba cambios de cara al partido que se disputaba en Italia. Los cambios más significantes fueron en defensa, con la entrada en el XI de Andrea Falcón y Van Der Gragt. Kheira, también volvía a ser de la partida.

El partido fue un claro resumen de lo que es el fútbol italiano. Las azulgranas proponían y las juventinas esperaban. Con este contexto, Giuliani se convertía en la protagonista del encuentro a base de paradas, hasta que Alexia al filo del final de la primera parte conseguía marcar un gol fundamental de cara a la eliminatoria. Las azulgranas obtenían un premio más que merecido después del dominio y la insistencia en ataque.

En la segunda parte, seguiríamos viendo el mismo guion en el partido pese a que la Juventus intentaba mostrar pequeños brotes ofensivos. Tanto Falcón como Marta Torrejón se convertían en piezas claves en el partido para las azulgranas a causa de su gran proyección ofensiva, y gracias a una de ellas llegaría el gol que cerraba el partido; Alexia completaba una actuación individual fantástica después de asistir a Torrejón en el segundo gol, donde la internacional española volvía hacer muestra de su poderoso remate de cabeza.

Tras este gol parecía haberse terminado el partido, pero a falta de diez minutos para el final, la Juventus gozaría de su mejor oportunidad durante el encuentro; una oportunidad frenada por Mapi que acabaría expulsada y que por ello se perderá la vuelta en el Johan Cruyff.

Pese al último contratiempo, el Barça Femenino consigue un resultado magnífico que encarrila la eliminatoria y deja al equipo con pie y medio en octavos de final.

IGNACIO JIMÉNEZ