El partido que enfrentaba a la Real Sociedad y al Atlético de Madrid en la tarde del sábado 14 de septiembre terminó con victoria de los locales con un marcador de 2-0, con goles de Martin Odegaard y Nacho Monreal.

Era el primer partido que acogía el nuevo estadio de la Real Sociedad; Reale Seguros Stadium, y qué mejor manera de estrenarse que con el líder. El estadio contaba con una primera gran entrada donde acudieron más de 34.000 espectadores en una de las temporadas más ilusionantes para los Txuri-urdines.

La Real Sociedad dominó el partido y llevaba el juego donde quería, con velocidad y verticalidad pero sin grandes jugadas, ya asustaba ante un Atleti totalmente pasivo, un Atleti que no respondía ni con su fútbol ni con ocasiones. Estaba claro que iba a ser un partido difícil para los colchoneros, de esos partidos en los que la creatividad no existía y que sólo los podía salvar un chispazo de talento, uno de esos partidos que se han ido repitiendo durante las últimas temporadas; un equipo que no juega con claridad y no tiene un estilo de juego definido.

En el descanso, el Cholo decidió retirar a Lemar; que tuvo uno de sus partidos en los que parece un jugador no profesional y meter músculo, entraba Marcos Llorente en el medio campo, donde Saúl y Koke se estaban viendo superados para defender y contener a los atacantes rivales. Si bien ante el Eibar quitar a un jugador de ataque y meter más músculo le funcionó, esta vez no. Marcos Llorente, que entraba para intentar frenar esos ataques, parecía no ser la solución. El ex-madridista tuvo unos minutos discretos y empezó poco acertado en la salida de balón y falto de capacidad para tomar esas responsabilidades por el momento.

Después del descanso, aunque el equipo del Cholo seguía sufriendo, sin un gran juego consiguió generar alguna ocasión, algo que en toda la primera parte no había pasado. Joao Félix tuvo la más clara para los colchoneros, a pase de Trippier, pero marchaba fuera. El joven portugués empezaba a entrar en juego, pero seguía desaparecido. Tan desaparecido que el Cholo, en el minuto 56 decide cambiarle para que entrará Ángel Correa. Dos minutos después, en el minuto 58, llegaba el primer gol de la Real Sociedad y del partido, gol de Odegaard que se estaba luciendo en el partido y hacía el 1-0, con suerte de que la pelota la desvió Savic y desconcertó a Oblak. El público se volvió loco, el Atleti anestesiado y la Real Sociedad estaba enchufada. Pocos minutos después llegaba el 2-0, marcaba Nacho Monreal, donde la defensa del Atleti y Oblak fallaban. Aunque los jugadores pidieron el VAR por una posible falta de Monreal a Oblak, el gol era totalmente legal. En el chute que hacía el gol, Oblak recibe un pelotazo en el mentón y el jugador es retirado por precaución, aunque el club ya ha confirmado que en ningún momento perdió el conocimiento. Entró Adán por Oblak, que truncó el otro cambio que preparaba el Cholo ya que Arias estaba preparado para entrar.

Con el 2-0 en el marcador, la remontada se veía imposible, el Cholo pedía cabeza ante la impotencia de sus jugadores. Parecía posible con un arranque de los colchoneros donde tuvieron varias ocasiones, pero Moyá, que no tuvo apenas trabajo durante el partido, apareció con grandes paradas ante un gran cabezazo de Giménez y un peligroso disparo de Vitolo. El resto del partido fue pura transición, el Atleti lo intentaba pero Correa no es Joao Félix y Diego Costa no está enchufado como para decidir partidos. El único que lo intentó arriba, fue el que por primera vez salía titular después de ganárselo a pulso, Vitolo, que venía en un gran estado de forma y quería seguir con la racha, pero no lo consiguió.

Como conclusión, el Atleti después de la primera derrota de la temporada, sale mucho más tocado que simplemente perder 3 puntos en liga. La falta de ocasiones y el juego pobre preocupan a los aficionados ya que lo que se esperaba esta temporada era una mejora en el nivel de juego. Se puede perder, pero no se puede perder sin luchar. Lo único salvable del partido es el gran momento de Vitolo, y otra cosa importante para los supersticiosos, en el año del doblete también se perdió en Anoeta siendo líder. Ahora toca la Juventus de Cristiano Ronaldo. A seguir con el partido a partido.

PEDRO PÉREZ