LOS DE IMANOL ALGUACIL GANAN CON SOLVENCIA ANTE UN ESPANYOL MUY POBRE

Los de San Sebastián llegaban a Barcelona con sed de venganza debido a que los periquitos le arrebataron la plaza de Europa League en la última jornada de la pasada campaña. Mucho han cambiado las cosas para ambos conjuntos desde aquel día. Mientras que la Real Sociedad ya empieza a carburar el Espanyol no termina de arrancar, y eso se ha podido comprobar hoy en el RCDE STADIUM.

Los de Gallego vuelven a sufrir en la primera parte, como le viene pasando en los últimos encuentros. Los vascos han aprovechado un contraataque para hacer el primero, Willian José definía a la perfección a pase de Odegaard. Mismo ejecutor, diferente asistente en el segundo gol, esta vez el pasador era Portu, en un tanto donde una vez más la defensa local quedaba retratada.

La segunda mitad empezó mucho mejor para los catalanes, que no terminaban de culminar sus jugadas. De hecho, el gol espanyolista llegó en forma de autogol tras una jugada de Campuzano. La afición veía posible el empate y se volcó, pero una vez más, un grave error individual, esta vez de Calero, condenó al equipo. Isak fue el más listo de la clase y supo definir a la perfección el uno contra uno ante Diego López.

Los pericos no levantan el vuelo, y ya hay quien se empieza a impacientar con el juego del equipo. La única buena notícia fue la vuelta a los terrenos de juego de David López, que reaparecía tras una lesión de ligamentos cruzados que la ha tenido apartado 7 meses.