“Al hombre mas fuerte puede abatirle una flecha… y Boromir recibió muchas”. Esta fue la contestación que Pippin le dio a Denethor cuando este le exigió explicaciones por la muerte de su amado hijo. En la primera entrega de El Señor de los Anillos, Boromir caía fulminado después de recibir 3 flechazos. La primera, directa al corazón. Las lesiones en el fútbol sala pueden ser como los flechazos, pueden ir minando la moral del jugador y llegar a un punto en el que tenga que retirar, lo que podemos llamar la “muerte del deportista”.

Sergio Lozano cayó lesionado en el Mundial de Colombia. El maldito ligamento cruzado. Lesión que le tuvo apartado de las pistas durante mucho tiempo. Esta sería su flecha en el corazón. Tras esa lesión volvió a los terrenos de juego, al igual que Boromir volvió a la lucha tras el primer impacto. La mala suerte se cebó con el y volvió a caer lesionado varias veces, la ultima hace dos semanas que le tendrá separado del dorsal 9 durante un mes y pico. ¿Y si son demasiadas lesiones a sus espaldas? ¿Y si el cuerpo dice basta?

Foto: @sergiolozano9

En el título ofrecí dos opciones, la segunda es Faramir. El segundo hijo de Denethor y hermano menor de Boromir. A diferencia del primogénito del Senescal de Gondor, Faramir logró sobrevivir, incluso cuando su padre lo iba a incinerar considerándolo muerto. El corazón latió, impulso las fuerzas necesarias que permitieron a Pippin percatarse de que el aún seguía vivo, que aún le quedaba papel que representar en la entrega de Tolkien.

Entonces, el búfalo será Boromir o será Faramir. Sucumbirá a las lesiones y cederá el brazalete blaugrana a su sucesor o, por el contrario, el corazón será quien dicte sentencia y establezca el fin de la carrera del madrileño. Esperamos que sea Faramir, que aun tenga mucho papel en esta película y que se convierta en protagonista. EL Búfalo Lozano necesita al fútbol sala como el fútbol sala necesita a Lozano. Todavía quedan muchos partidos por jugar, muchos trofeo que acariciar. Aún queda mucha película hasta que veamos la “muerte de este deportista”.

Foto: @sergiolozano9