Nueva derrota del CD Tacón, esta vez en casa ante el que fuera “aspirante” a convencer al Real Madrid CF para encabezar su sección femenina. El derbi ante el Madrid CFF dejó evidencias de la mejoría del equipo (ya se atisba a ver lo que podría ser un equipo base), pero muestra lagunas imperdonables para la máxima categoría.

El CD Tacón sigue pecando de los mismos errores y a los cinco minutos de juego ya iba perdiendo 0-2. Una pájara fatal en la que se encadenaron imprecisiones bien aprovechadas por las jugadoras entrenadas por Óscar Fernández. En el minuto dos, Sara marcaría de penalti por una mano cometida por Esther Martín, incapaz de robarle el balón a Maca en la jugada previa. El segundo tanto, solo tres minutos después, llegaría por la falta de entendimiento entre Babett y Yohana. Un pase al hueco de Mellado que las taconeras no supieron interceptar y Tavares no desaprovecharía el regalo para anotar a placer.

Estos primermos minutos el equipo de David Aznar alargaría los problemas que ha ido arrastrando desde el inicio de la competición: un centro del campo existente y una defensa muy blanda. El 0-2, sin embargo, despertó de su letargo al Tacón. Capitaneadas por Thaisa Moreno (que fue de menos a más), las taconeras se agarraron a las carreras de Sofia Jakobsson.

Sorprendía la ausencia de Chioma en el once incial, una de las jugadoras más destacadas del cuadro taconero en este inicio de liga. Su sustituta, Lorena, lejos de amilanarse, se mostró muy dinámica en la banda, siendo la autora de la mejor ocasión del Tacón en la primera parte. A pase de Asllani (en una buena internada por banda izquierda), exigió a Raquel Poza dentro del área, que retuvo el chut de la extremo en dos tiempos.

Un paso al frente

Con el marcador a favor El Madrid CFF decidió relajarse, cediendo terreno de juego al Tacón, que dominaba Thaisa y Kaci mediante, aunque sin terminar de materializar el despertar. Jessica y Asllani se veían obligadas a bajar mucho a recibir, lo que se traducía en inoperancia en ataque. Pocas ocasiones de verdadero peligro del Tacón, bien frenado por la seria defensa liderada por la veterana Monica Hickmann.

El Tacón arrancó el segundo tiempo con un objetivo claro: atacar, atacar y atacar. Tres saques de esquina en diez minutos ilustraban un agresivo dominio que no veía recompensa. Con el tiempo corriendo en contra y el equipo visitante encerrado en su mitad del campo, el Tacón seguía explotando la banda de Jakobsson, pero sin efectividad.

La entrada de Chioma le daría más verticalidad si cabe al equipo taconero y el ansiado gol (en el 76′, desde la frontal del área) con el que intimidar al Madrid. Pero llegados a la recta final, Aznar sorprendía retirando a Asllani (máxima anotadora del equipo) del campo en lugar de Malena.

Los minutos finales fueron un continuo ida y vuelta del que salió victoriosa la escuadra visitante, reteniendo la ventaja de 1-2 y llevándose los tres puntos en el primer derbi entre ambas en la Primera Iberdrola.

¿El principal problema de este Tacón? La fortaleza mental. Tiene unas gravísimas faltas de concentración que, unidas a una defensa basada en la presión alta desde el medio campo, se traduce en una irremediable sangría de goles. El cambio de categoría se le está haciendo muy duro a David Aznar, que sigue sin dar con la tecla.