Son reconocibles, arriesgados, valientes, imprudentes, verticales, a veces inconscientes. No son capaces de especular, tienen su credo, su mesías en la figura de Johan Cruyff y le siguen hasta las últimas consecuencias. Aunque dichas consecuencias sean quedar fuera de la final de Champions en el tiempo de descuento.

Les han quitado gran parte de su columna vertebral ( De Jong, De Ligt, Schone). Pero siguen compitiendo de la misma manera, y seguirán haciéndolo llegando hasta donde su capacidad de equilibrar su transición ataque-defensa, y supuesta mejora de su defensa posicional les permita. Ya que de centro del campo hacia adelante son otro equipo, otro nivel.

Probablemente Tadic, Ziyech, Neres, etc…. Sean parte del grupo de jugadores más infravalorados de la actualidad. Y Van de Beek, en Madrid se tienen que estar rasgando las vestiduras ante tanta incompetencia con respecto al traspaso fallido de este fantástico jugador. Inexplicable.

Mestalla ante tal rival, no falló, y el equipo en la primera parte tampoco lo hizo. Ni el tempranero golazo de Ziyech, tumbó a un Valencia que buscó el partido. Tuvo la oportunidad de cambiar su sino con un penalti lanzado al limbo por Parejo, un remate al palo de Rodrigo, un buen Valencia en muchas fases del primer período. No le perdió la cara en el segundo hasta el tercer gol. Hizo mucho daño, en el cuadro valencianista así como la decisión de quitar a Maxi, cuando necesitabas gol. No entendí a Celades ayer, y creo que los futbolistas tampoco. Quiso y trató bien el balón el Valencia, pero jugar a ritmo del Ajax con esa propuesta, solo lo pueden hacer ellos, y quiza un par de equipos más, y no es el valencianista uno de ellos.

Buena imagen por fases, sobre todo en el primer tiempo, aunque insuficiente. Enfrente había mucho rival, y como ocurrió en el Bernabéu la temporada pasada estando yo presente en el campo, solo te queda aplaudir y reconocerles la valentía de su propuesta.

Johan sigue sonriendo.

Fotos vía Twitter

Fran Nieto – Entrenador Nacional de fútbol