Esta tarde se ha disputado el Real Valladolid – Atlético de Madrid en el José Zorrilla que ha terminado a tablas 0-0. Se esperaba un partido disputado donde los de Sergio Gónzalez buscaban su primera victoria como locales y los del Cholo buscaban entrar en una buena dinámica en liga, donde con este resultado, ya suman tres empates a 0.

El Atlético de Madrid ha salido con un XI muy parecido al que sacó en Moscú , esta vez han salido de partida Trippier en el lateral derecho y Savic en la zaga acompañado de Giménez. El Cholo ha vuelto a apostar por el tridente en la delantera: Diego Costa, Morata y Joao Félix, aunque esta vez no ha dado sus frutos y de ese tridente, únicamente Diego Costa ha jugado los 90 minutos de hoy.

En los primeros 45 minutos, los dos equipos han salido con mucha actitud e intensidad, la cual el árbitro Sánchez Martínez ha intentado frenar. En una primera parte donde el Valladolid ha jugado con mucha seguridad de lo que hacía y un Atlético de Madrid que tenía intentos de ocasiones, ninguno de los dos ha tenido ninguna oportunidad clara, hasta que el VAR entró en el minuto 35. Una acción muy dudosa, donde parece que Thomas golpea la planta del pie de Sandro, que exagera la caída, es señalada como penalti y sería una oportunidad de oro para los de casa. Sandro, que estaba siendo de los mejores aunque no acertado de cara a portería, tuvo la mala suerte de fallar el penalti y mandarlo a las nubes, que aún así, siguió intentándolo pero acabó siendo sustituido.

Del Atleti, en la primera parte cabe destacar la actuación de Álvaro Morata, que del tridente fue el único que funcionó, aunque a pesar de no recibir balones con posibilidad de peligro, generó varias tarjetas amarillas para los rivales y tuvo muy buenas acciones. Por otra parte, los otros delanteros no estuvieron enchufados, ni Joao Félix; que comenzó con alguna aparición pero fue de más a menos, ni Diego Costa, que no aportó nada en los 90 minutos. Aún así, en la medular la buena notícia es que Thomas Partey sigue en forma, Koke; que a pesar de acumular muchos minutos, ha hecho una muy buena primera parte, y Saúl, que va cogiendo ritmo y el nivel que se espera de él. En cambio, la buena defensa del Valladolid no ha permitido las entradas ofensivas que se esperaban de Lodi y Trippier, que tras la charla en el descanso si han sido mucho más profundos.

En la segunda parte, el Atlético de Madrid parecía haber despertado, adelantando la línea de presión y mucho más activo y como consecuencia empezaron a haber ocasiones, la más clara la tuvo Correa; que entró por Joao Félix que estaba totalmente desconectado del juego en la segunda parte, con un disparo al palo que silenció al estadio. El argentino tuvo buenos minutos y fue de los pocos que intentaba desbordar y crear ocasiones. Aún así, Morata también tuvo alguna que otra ocasión, pero fue sustituido por Hector Herrera en el minuto 72. La entrada del mexicano provocó que Saúl tuviese más libertad y pudiese jugar más arriba y con más llegada, que era lo que muchos pedían al Cholo. Lemar, que entró por Koke en el minuto 65, también tuvo muy buenos minutos haciendo lo que se espera de él, con mucha libertad y moviendo la pelota con criterio e intentando desordenar la defensa bien colocada del Valladolid.

Por parte de los locales, la segunda parte fue más trabada y no consiguieron mantener el nivel de su primera parte, aún así tuvieron alguna oportunidad con centros laterales buscando la espalda de Lodi. Cabe destacar la actuación del lateral Nacho Martínez, que ha llegado con mucha profundidad. Waldo, que entró sustituyendo a Toni en el minuto 64, tuvo buenos momentos donde aportó calidad al equipo y tuvo buenos minutos. Sin duda, uno de los nombres propios del partido, ha sido Kiko Olivas, que ha hecho un partidazo y ha hecho desaparecer a los delanteros del Atleti.

Como conclusión, un empate justo, donde ningún equipo ha dominado el partido en ningún momento y ninguno se ha encontrado cómodo. Por parte del Atlético de Madrid, un empate a domicilio que sabe a poco y que deja clara la crisis de falta de gol que tiene. Por la parte del Valladolid, un empate valioso contra un equipo de los de arriba, aunque quedará en la conciencia ese penalti fallado de Sandro que podría haber dado los 3 puntos.

PEDRO PÉREZ