La jornada 10 de la 2B nos deparaba un gran partido. El Barça B se enfrentaba al Sabadell en el estadio Johan Cruyff en un partido en el que el conjunto visitante llegaba con tres puntos de ventaja.

García Pimienta sorprendía con un once donde fortalecía el mediocampo dando entrada a Jandro Orellana, un jugador que sería clave en el encuentro ya que su trabajo defensivo dejaría mayor libertad a Monchu, Riqui o el propio Collado.

Esa decisión se vio fortalecida en el terreno de juego, ya que el capitán azulgrana (Monchu) gozó de mayor protagonismo en ataque y tuvo las mejores ocasiones de peligro, entre ellas el gol que sería clave en la consecución de los 3 puntos.

Ante el dominio total del Barça B en la primera parte, el técnico del Sabadell (Antonio Hidalgo), tuvo que mover ficha y cambiar la dinámica del encuentro a través de cambios tácticos.

El conjunto visitante se estiró en ataque y el partido comenzó a tener más llegadas peligrosas en ambas porterías. Por parte del Barça se veía el control y pausa en la zona de Collado mientras que en la banda Kike y más tarde Abe se convirtieron en auténticos dolores de cabeza para la defensa rival.

Ambos equipos gozaron de ocasiones suficientes para estirar el marcador y para igualarlo, pero finalmente el gol de Monchu y las intervenciones prodigiosas de Iñaki Peña fueron lo que dictó sentencia en un derbi histórico al ser el primero en el Johan Cruyff y con el gran aforo que lo acompañó (4.092).

IGNACIO JIMÉNEZ