El Ramón Sánchez Pizjuán acoge hoy a las 18.30h el duelo correspondiente a la jornada 12 de La Liga Santander entre Sevilla y Atlético de Madrid.

Los dos equipos que ocupan el cuarto (Atleti) y el quinto (Sevilla) puesto en la clasificación de La Liga se enfrentan hoy en lo que será el partidazo de la jornada.

El equipo de Julen Lopetegui recibe a un rival directo como lo es el Atlético de Madrid, uno de los equipos más duros de la competición y más competitivos, pero saben que los colchoneros no atraviesan un buen momento futbolístico y quieren sacar provecho de esa situación. El echo de jugar en casa favorece más a los sevillistas ya que no pierden ante su afición desde el pasado 22 de septiembre, saben que el apoyo de su gente es fundamental para ganar partidos como el de hoy, en el que un mínimo fallo puede determinar el partido.

Es cierto que en su último partido no pudieron sacar más que un empate ante el Valencia, pero como ya vamos viendo durante lo que llevamos de temporada, el Sevilla de Lopetegui ha ido “in crescendo” desde la pasada campaña, en la que los de Nervión no lograron entrar en puestos de Champions League y tuvieron que conformarse con la Europa League, la que consideran que se les queda corta.

En la otra cara de la moneda, el equipo de Diego Pablo Simeone que no está teniendo una dinámica muy positiva en cuanto a resultados y a convencimiento en el juego, le toca visitar uno de los campos más difíciles de La Liga ante un rival siempre difícil que causa muchos problemas a un equipo como lo es el Atlético.

Los rojiblancos aterrizan en Sevilla después de haber empatado dos de sus últimos tres partidos en esta competición y de acarrear con una pequeña “crisis” en el estilo de juego muy cuestionado por la afición.

Este partido supone un antes y un después en esta “crisis” tan mencionada por los aficionados colchoneros, si el Atleti consigue la victoria a base de un buen juego, las cosas volverán a la normalidad en el Wanda Metropolitano, pero si no consiguen sumar, la afición cuestionará aún más al equipo y la “crisis” ahora pequeña, irá en aumento.

Todos esos factores harán que los colchoneros salgan a ganar el partido desde el minuto 1 y los sevillistas tendrán que tratar de frenar las ofensivas de su rival para poder desplegar su juego y su calidad.

GUILLEM BARBETA.