El Sevilla desaprovechó una oportunidad de oro en Mestalla, obteniendo tan sólo 1 punto ante un Valencia tocado. Tal y como sucedió el año pasado, donde el conjunto sevillista perdió 2 puntos que terminó echando mucho de menos en la lucha por el cuarto puesto, el de Champions.

La historia se empieza a repetir. En la presente temporada, el objetivo del Sevilla sigue siendo el mismo y, para esta vez cumplirlo, debe sacar el colmillo ante los equipos más potentes del campeonato, cosa que no ha hecho hasta el momento. A pesar de que suele competir a un muy bien nivel, no consigue ganar, normalmente como consecuencia de errores que manchan la notable base de juego del equipo de Julen Lopetegui.

Porque, en ocasiones, sus actuaciones invitan a soñar. En la segunda mitad en Mestalla, sin ir más lejos, durmió el partido con posesiones exquisitas y un trato excelso del balón. Sin embargo, volvió a limitarse a ello, a mantenerse en su zona de confort y a no mostrar todo su potencial.

El Sevilla debe dar un paso al frente y qué mejor forma de hacerlo que en su cita frente al Atlético de Madrid, consiguiendo 3 puntos que, a día de hoy, son importantes para continuar en los puestos altos y que, al término de la campaña, podrían serlo para evitar el desafortunado desenlace usual de los últimos años.

Alejandro Sánchez