Reparto de puntos para Sevilla y Atlético de Madrid en el Ramón Sánchez Pizjuán.

El partido que enfrentaba al Sevilla de Julen Lopetegui ante el Atlético de Madrid de Simeone, termina con un 1-1 en el marcador que deja un sabor agridulce para los dos equipos.

Empezaba la primera parte con un Sevilla que sabía a lo que iba, tratar de que el Atleti no generase peligro y salir a la contra para poder crearle peligro al rival. El Atlético de Madrid ante ese planteamiento de los sevillistas se vió incapacitado ya que no había una idea clara de juego, los del Cholo Simeone no conseguían llegar a la portería contraria.

Fue cuando en el minuto 28′ Franco Vázquez abrió la lata del partido y puso por delante en el marcador a su equipo gracias a un gran cabezazo que Oblak no pudo detener.

En la segunda mitad el Atlético de Madrid salió con otra mentalidad, la de ir a ganar el partido con intensidad y ganas. Los 15 primeros minutos del segundo tiempo fueron suficientes para que el Atleti marcase e igualase el marcador por obra de Álvaro Morata, que encadena una serie de partidos en los que no perdona y salva a su equipo que se ve superado por el rival.

El Atlético se rebajó un poco después del gol pero siguió intentado buscar el gol que les diese la victoria, hasta que después de una revisión del VAR en la que se pintaría penalti a favor de los rojiblancos, Diego Costa que decidió lanzar el penalti, no fue capaz de marcar puesto que Vaclik hizo una gran intervención.

A partir del penalti los colchoneros se vinieron abajo y empezaron a llegar las ofensivas sevillistas, que al ver el empate en el marcador fueron en busca del segundo gol que suponiese la victoria para su equipo.

El partido finalizó con una jugada polémica en la que Jules Koundé retuvo el balón en el borde de la línea de gol impidiendo que Álvaro Morata, que ya se veía con el segundo gol en sus botas, no pudiera impactar con el balón para que este acabara en el fondo de la red. El árbitro no señaló nada y la acción se quedó en el aire.

El partido dejó varias conclusiones, y entre una de ellas está la de que cuando el Atleti se decidió ir a ganar y a marcar lo consiguió, y muchos atléticos se preguntan que porque su equipo espera a la segunda parte cuando ya va por detrás en el marcador, para jugar bien al fútbol.

GUILLEM BARBETA.