En un partido de máxima necesidad para David Aznar y las suyas, el equipo se econtró con las bajas de última hora de Asllani y Ohale que se sumaban a la de Thaisa, quien apenas ha tenido continuidad en este inicio de temporada. En frente un Betis que también necesitaba la victoria como el comer para ahuyentar fantasmas tras un arranque de campeonato parejo al del Tacón, con más sombras que luces.

Fue el cuadro taconero el que salió con más ganas de llevarse el partido y así lo demostró con un arreón inicial muy fuerte. Hasta dos palos en los primeros 15 minutos de partido, llevando la presión a campo contrario, volcando el juego de ataque en la banda izquierda (con Jakobsson llevando la voz cantante) y haciendo buenas combinaciones.

La energía, sin embargo, les duró poco a las locales. Incapaces de sacar provecho del asedio, las jugadoras se fueron apagando, entrando el partido en un impasse carente de jeugo e ideas por parte de ambas plantilla. Dinámica esta aprovechada por el equipo de Antonio Contreras que fueron ganando metros.

Y así, en un golpe de fortuna, llegó el gol sevillano. En su primera ocasión de verdadero peligro, Priscila adelantó al Betis después de recoger un rechace de la defensa en el área. El crono marcaba el minuto 35 y lso temblores sacudían ya a Aznar y las suyas, que agradecieron la llegada del descanso después de entrar en una fase de nervios e imprecisiones que podría haber favorecido al Betis.

El descanso sentó bien al Tacón, que vio la segunda mitad como una nueva oportunidad de trasladar su dominio al marcador. Chioma y Jakobsson se desperezaron y volvieron a actuar como puntas de lanza del juego taconero, que calcó la energía del inicio del partido, aunque con la fortuna que les faltó entonces y al borde del minuto 52 llegó el merecido empate. Chioma colgó una falta al centro del área que Babett remató de cabeza al primer palo.

Malditos palos

La fortuna le fue esquiva al Tacón durante buena parte del partido, hasta el punto de que entrados ya en el minuto 78 Malena remató de cabeza al larguero (tercer palo del equipo y segundo de la centrocampista en el encuentro) y en la caída tras el salto se hizo daño debiendo pedir el cambio.

Minutos antes Jakobsson pudo hacer la que habría sido la jugada de la semana. La sueca, incansable, atacando indistintamente por la izquierda o la derecha, generando juego y finalizando jugadas, no vio recompensada la carrera que se marcó desde mitad de campo, yéndose de tres rivales, ya que el disparo que finalizaba su jugada acabó siendo atajado por Gerard, muy segura bajo palos.

Hasta el final el CD Tacón siguió intentándolo, pero sin rematar las jugadas. La mala fortuna y la pólvora mojada en momentos determinantes (como Chioma, sola ante la portera ya en el 93′) condenó al equipo de David Aznar, que no supo convertir el juego en resultado y tuvo que conformarse con un doloroso empate a uno.

Entre las conclusiones, se hace evidente la Jakobsson-dependencia del equipo, que saldrá muy fortalecido una vez dé con la forma de aprovechar el potencial de Asllani y empareje a las internacionales suecas. Por otra parte Ana Valles parece haberle ganado definitivamente la partida a Yohana como portera titular del cuadro taconero.