Ayer se disputó el partido que enfrentaba al Bayer Leverkusen ante el Atlético de Madrid. El encuentro terminó con un 2-1 favorable para los alemanes, que se impusieron a los rojiblancos durante la mayor parte del partido.

La primera parte fue mayoritariamente dominada por el Bayer Leverkusen, que en el minuto 41 se puso por delante en el marcador gracias al autogol de Thomas Partey.

En la segunda mitad se esperaba una reacción del conjunto rojiblanco que se hizo esperar hasta los últimos 15 minutos del encuentro, en los que el Atleti se volcó arriba para intentar revertir la situación establecida en ese momento, en el que se veía muy difícil la remontada ya que el segundo gol por parte de los alemanes que llegaba en el minuto 55, ponía una mayor distancia en el marcador y hacía imposible pensar en una remontada.

El Atlético de Madrid logró anotar el gol que maquillaba el marcador por mediación de Álvaro Morata, que sigue con su racha goleadora tan importante para su equipo. El madrileño tuvo el gol del empate en sus botas, pero una gran intervención de Hradecky permitió que su equipo se hiciera con la primera victoria en Champions.

Llega la primera derrota en esta competición para el Atlético de Madrid, que aún así se encuentra segundo de grupo con pie y medio en octavos de final. Pero es verdad que el equipo está arrastrando una serie de problemas en cuanto al juego que tendrán que resolver lo antes posible si quieren competir contra cualquier equipo grande de Europa.

GUILLEM BARBETA.